Memorias del Porvenirde Don Renato
Portada - noticias de actualidad Memorias del Porvenir
correo a donrenato@iniciativa.de correo a: nota@iniciativa.de
informacin oportuna y eficaz
imprimir: A mi me la pela la muerte

 

A mi me la pela la muerte

Una introducto necesaria. Fomento Cultural Quetzatcoátl, a través de sus jóvenes comprometidos con la patria, me invitaron a presentar un sketch, de diez minutos, sobre la muerte, pero desde el punto de vista humorístico, porque el mexicano, afortunadamente, sabe reirse de ella, desde chamaco, y se la come además. Esto fue en San Pedro Cholula, el sábado 1° de Noviembre, a las 19:30 horas. Y fué exitoso porque yo mismo me reí de mis propios chistes, estando enfermo y a un paso de que me digan la canica:
       -¿Por qué?-
       -Porque estoy cerca del hoyo-.

    Gracias a Julian, Ramón, Carolina, Roldán y otros compañeros de esta agrupación cholulteca, que los enaltece y los arrebata hasta el séptimo cielo o donde sea, a fin de cuentas ¿quién lo sabe?

    Por la tarde del primero de Noviembre llovió copiosamente, empapó el pasto y por la noche bajó la temperatura hasta 5 grados sobre cero. Realmente hacía frío, por lo que empecé:
       -¿Quién fue el chistoso que invitó a don invierno para que convirtiera este sitio en una heladera? Que diga su nombre sí es valiente sino que calle para siempre. Porque así no se puede trabajar y menos, temblándome las corvas, y que hace que la voz salga como coladera.

    Después de una que otra carcajada empecé mi perorata de 10 minutos, y abrí el fuego con la actitud humana respecto a la muerte.
       -¿Qué piensan de la muerte?

    E hice una finta: Alguien toca...toc toc toc...latidos fuerte en el corazón...no se abre la puerta pero entra la Parca y dice en forma ambigüa, o socarrona, quizás irónica:
       -¡Listo, jovenazo, para colgar los ténis!-

    Las primeras carcajadas por el tono de voz que antes era un chorro y que se convirtió en un chisguete.

    El ser humano no puede tolerar a la muerte. En conversaciones cotidianas la evade, inclusive la niega y se va por la tangente, advirtiendo la reencarnación, la inmortalidad del alma de los griegos o la vida eterna de los judíos y los cristianos. Y de otras posibilidades religiosas.

    En cambio, ¡pregúntenle a los suicidas! que ven en la muerte, una salida a su desesperanza, si entendemos por tal, la pérdida de todo contacto ya con la vida.

    Y remate: Cada quién la ve a su manera y a su modo.
    Como, por ejemplo, los nuevos suicidas iraquies que, como kamikazes japoneses, se siguen inmolando como bombas humanas. ¿Qué les espera? ¿Lo que el Corán les ha prometido?

    Alguien decía: Yo, que he perseguido a la vida y se me han dado tantas satisfacciones, hoy, que me enfrento a la muerte lenta, pues tengo pie diabético, con razón o sinrazón, la vida es un frenesí de tambora sinaloense y me acordé de la gran Violeta Parra, aquella mujer que, en plena gloria, se dió un balazo y con su sangre regó a su guitarra, su compañera de triunfos, cuyo canto sigue siendo el sonoro rugir del cañon sentimental: Gracias a la vida que me ha dado tanto...

    Pero no para todos es pesimismo. A algunos más que a otros, y algunos rayan en un humorismo negro, ese que nos hace reir o sonreir o abrirnos las quijadas para carcajearnos a todo meter. Vaya un ejemplo: Cuando el compadre se petatea y deja a la viuda en buena hora, bonita, todavía apetecible, eróticamente hablando, y el petate solo...además con chilpayates, para que se acuerden del que calentó el nido antes.

    El modo de ver a la muerte a la mexicana es lo mejor.

    No hay de otra, como lo señalé anteriormente: nos la comemos en dulce y los niños juegan con ella desde su tierna infancia.

    Eso se llama sentido del humor...Pero, cuando viejos, dice el macho o menos:
      -A mi me la pela el muerto y los cuatro que lo cargan-.

    Y cuando estamos a un paso de que termine el 2008, habla el equilibrista, ese que siempre anda buscando la forma de acomodarse y de tener listo su jarrito para que lo caído caído, quien victorios grita:
       -De pendejo me muero este año...(Ahora que el PAN me cobija)

    En una ocasión monté una obra de Juan Rulfo. Un poema sobre la vida del campesino donde se veían muchos muertos, algunos muertos de hambre otros de miedo, pero todos desaparecidos.

    En una de la tantas funciones se me salió un exabrupto, en lugar de decir las palabras correctas de Rulfo, grité:
       -Mala yerba nunca muere y si muere no hace falta la desgraciada-.
       No les cuento lo que me hicieron después los compañeros.

    Hay hombres que le mientan a la madre de la muerte que, entre paréntesis, no tiene madre y agregan, concluyendo:
       -Mientras la vida nos dure-.

    Otros más cautos con ella la adoran. Ya hay un culto a la muerte cuando es nuestra enemiga porque no olvidamos que al fin que para morir nacimos.

    Una vez le hice un homenaje al general Fancisco Villa, en un 20 de Noviembre y adapté una morcilla, ya saben, algo que está fuera de contexto de la obra presentada y dije:
       -Entre todos lo mataron y él solito se murió-.

    Un enfermo en su agonía, flaco, delgado hasta decir basta, moribundo, todavía se atreve a decir:
       -Al cabo la muerte es flaca y no ha de poder conmigo-.

    A mi amigo y maestro Renato Leduc, un gran periodista, escritor, dramaturgo, poeta, escribió una vez 14 poemas burocráticos y un corrido reacionario (con una c) para solaz y esparcimiento de la clase económicamente débil, esa que se rié de los ricos a causa de su pobreza.

    Todos salíamos de indígenas del norte porque habíamos entrado a la bola, la revolufia, la revolución, y esperabamos acción de combate, armados hasta los dientes pelados, con machetes, pistolas, 30-30s y alguna remington. Yo tenía que decir una frase y se me ocurrió, porque realmente estaba la cosa tétrica: llevábamos la de perder, por otra:
    Y así, con voz ronca y miedosa expresé:
       -Cuando el tecolote canta el indio muere...Todos se voltearon a verme cuando remataba:
       -No es cierto compañeros...pero sucede-.

    La gran carcajada del público y los aplausos hicieron que el dramatismo se fuera por la coladera, pero que fue compensado por el alboroto de la gente. El director nomás me vió y no dijo nada.

    Tenemos a LAS PARCAS que eran tres divinidades romanas, asimiladas de las MOIRAS griegas. Se las representaba como tres hermanas hilanderas que presidían el nacimiento, el matrimonio y la muerte de los hombres, mujeres, niños, adolescentes, jóvenes. Al cortar el hilo que trabajaba una de las Parcas, ponía fin a la vida humana.

    Por eso es que Edipo, en la obra del dramaturgo griego Sófocles, se arranca los ojos al saberse culpable de la muerte de su padre, Layo, y de vivir en matrimonio con su propia madre, Yocasta que, procrean cuatro hijos, Polinice y Eteocles que se matan en combate, Antígona que es enterrada viva e Ismene, que desaparece del panorama. Son hijos y hermanos a la vez de Edipo.

    Edipo, en su desesperación grita:
       -Que las Moiras hagan conmigo lo que les plazca...- Más adelante muere.

    Para finalizar. Veamos algunas de las frases célebres sobre la flaca:

       -Al vivo todo le falta y al muerto todo le sobra...hasta las ofrendas-

       -Ya ni en la paz del sepulcro creo...¿Qué alguna vez creyó?-

       -Hay muertos que no hacen ruido y es tan grande su pena...Bueno, algunos maridos que llegan en la madrugada a sus casas...-

       -Primero muerto que cadáver-

       -¡Ay muerte no te me acerques que estoy temblando de miedo-

       -Vámonos mueriendo todos que están enterrando de gorra-

    Como ven amigos y amigas, compañeras de viaje de todo el mundo no todos los que chiflan son arrieros. Por eso hagan caso del dicho que dice: Goza de tu abril y mayo que tu agosto llegará. Es decir: vive, vive, vive.

    Que es lo mismo: Marido que no es casero canta en otro gallinero. Y al despedirse exclaman: Buenas noches y buenos días tú en tu casa y yo en la mía. Porque finalmente la ropa sucia se lava en casa, lo que en palabras llanas significa:
       -A mi ni me digan tío porque ni parientes somos-

DON RENATO
en MEMORIAS DEL PORVENIR
Domingo 2 de Noviembre del 2008

 

 
 
 
La protesta de noviembre (2008) "ni perdón ni olvido" que realiza la resistencia no se hizo esperar este primero de noviembre 2008 afuera de los Pinos. Para recordarle a Felipe Calderón que se robó la presidencia. Esta vez fue colocada una ofrenda de muertos y sus calaveras de: traidor, usurpador y espurio. Esta vez tocó el día de muertos, el día para recordarsela a Calderón.
 
 
El día de muertos en los pinos con la calavera de Felipe Calderón, pelele
   
 
 
 
Las tradicionales calaveritas y flores del día de muertos
   
 
 
 
Antígona y Creon en los timbres postales
 
Renato Leduc
 
 
Leduc, escritor, periodista y poeta
 
 
       



Sección: Política Inicio



  Actual

Sopa de letras robadas
Después de siete meses
Tengo por delante una lucha
Nuevas teatralidades.
Comes y te vas
Un polvoriento almacén de hechos
Lo que son los columnistas
Quien duda de que Andrés Manuel es el presidente
Católica, Apostólica Y Calderonista
Una nueva era…¿será verdad tanta belleza?
El anacrónico de Bertone
La religión: ese gran negocio…
¡Qué Presidente Tenemos!
Enrique Peña Nieto, un ofensor del patrimonio arqueológico
Los fantoches
Inprescriptible: el juicio
De pen…regala lo suyo
-2 0 0 9-
Profetas con voz
Tres meses
Esa condicion humana tan desventurada
La diferencia de una vida...
Muera la inteligencia
El país esta peor a dos años
Los cínicos de ahora
Retratos de los mexicanos - segunda parte
Retratos de los mexicanos - primera parte
Reflexiones sin cuento
La trastienda
Piñata adelantada
Con licencia para matar
Dos partidos, un pelele y la televisión
Congreso Constituyente...Congreso Constituyente...
¡Qué descarados!
- Si señor, lo que usted diga -
¡Miserables!
Al cesto de la basura
¡Cuál es el saldo de la vida!
Crímen y suicidio del Gobierno mexicano
¡Qué bien suena!
Ni perdón ni olvido
Lo que escribió la prensa francesa sobre el 68 mexicano
Domingo 28 en el zócalo
Por un acuerdo nacional
México, sombra de lo que fue
¿Un plan divino para los EUA?
El oficio períodistico / El Cuarto Poder
- Psicología del individuo -
TV En Movimiento
El canto de la esperanza
¡¡Todos al Zócalo !! ¡¡Con Andrés Manuel!!
Comunicación y Cultura
El que ríe al último - Segundo acto
El que ríe al último
Dos marchas: la de los ricos y la de los pobres
Antes de soñar es necesario saber
 
 
 
 
 
  Columnas

Estupefacción
Bibliotecas populares
 

  Literatura

Café té cuento… Un abuelo a toda madre
Café, té, cuento… Cada día menos
Cuento que te cuento
Sabia virtud la de perder el tiempo
Desde ese domingo que fue otro...
 

  Cultura

Corazón oxidado por la vida
México City, mi ciudad
A mi me la pela la muerte
Actores en la vida real...
Sí son machos vengan...
Si de libros hablamos...
Escollos y paradojas de la nueva cultura cubana
¿Va a estar usted y los ricos también?
El Gesticulador de Usigli
Niño, ¿qué quieres ser cuando seas grande?
Los cien años de João Guimarães Rosa
Federico García Lorca
 
 
correo a Don Renato: donrenato@iniciativa.de
 
 





(c) Copyright 2006-2010 Memorias del Porvenir
(c) Copyright 2010 iniciativa.de
Todos los Derechos Reservados. All Rights Reserved
Si el contenido de memorias del porvenir se publica o se distribuye en otro lado favor de citar la fuente con el link activo correspondiente: http://iniciativa.de
No se permite lucrar con contenidos de Memorias del Porvenir ni con contenidos de iniciativa.de
En cualquier caso ponerse en contacto con: contacto.in@iniciativa.de