Memorias del Porvenirde Don Renato
Portada - noticias de actualidad Memorias del Porvenir
correo a donrenato@iniciativa.de correo a: nota@iniciativa.de
informacin oportuna y eficaz
imprimir: Café, té, cuento... Cada día menos

 

Café, té, cuento…

 

CADA DÍA MENOS

 

Cuando IQ se sentaba lo recordé cuando lo vi. por primera vez. Por cierto, el seudónimo que le habíamos aplicado se debía a un célebre maestro del lenguaje, que hacía trizas a los aficionados y que se hacía llamar el Doctor IQ. Tenían semejanzas y por lo tanto el amigo periodista, no podía ladrar o ladraba menos, al paso de los años.

 

Lo recordé joven, dotado con esa inteligencia que sin duda, los libros, se la habían dado, por su perseverancia, y al recordar a uno de sus héroes, Joseph Pulitzer, quien se hizo, en las bibliotecas de los Estados Unidos y llegó a ser el primer periodista que destacó, en primera plana, el sensacionalismo, de la noticia común y corriente. Y, además de ser ilustrados sus dos periódicos, el Post-Dispatch y el World.

 

Viví sus aventuras amorosas y también su problemática cotidiana, después de haberse enredado con una damisela que, en mi opinión, le iba a sacar canas verdes, como lo hizo, en el transcurso de los años que vivieron juntos.

 

Luego ví entrar a otros compañeros del gremio y por lo tanto, se iban congregando los que habíamos, treinta años atrás, tomada la medida de reunirnos, el último sábado de cada año, para tomar la copa y luego la cena, en medio de la algarabía que causaba en vernos sentados, discurseando, unos a otros, o haciendo los brindis de cajón para el año venidero, o guardando un minuto de silencio, por aquellos compañeros que se habían ido para siempre.

 

Treinta años atrás éramos unos treinta y cinco y de todas las áreas periodísticas, pero fundamentalmente de cultura y de espectáculos porque, en ese tiempo, formaba parte de la sección en el Sol de México.

 

Iniciativa que, cuando se supo la noticia, muchos otros compañeros, sobre todo de política e información general, sentaron sus reales creyendo que, por ser de primera plana, harían de las suyas. Finalmente se fueron separando y quedamos todos, como en familia. La familia del espectáculo y la cultura. El cine, el teatro, la televisión; la farándula, en lo general, con las figuras y los figurines de la cinta de plata, luego los de las televisoras que había, y que todavía no se convertían en los monstruos de ahora que, pasando sobre la ley, fijan las reglas y se autonombran los que dirimen las elecciones, sobre todo de los sexenios panistas, del 2000 al 2008, situación que ha provocado encono, desprecio, incertidumbre, y sobre todo, desinformación hacia las mayorías. Y mucha rabia por parte de la gente consciente y liberada del tutelaje de la política panista y de la iglesia, que nos embrutece. Sin hacer a un lado al PRI que se ganó el mote de partido corrupto, desde hace muchos, pero muchos ayeres.

 

Todo un rollo que sería largo enumerar ahora.

 

Al paso de los años se fue desbalagando el gremio hasta la última reunión que tuve con el otro compañero que vive, Alfonso Juárez, que militó en LA PRENSA, cuando era la cooperativa de los trabajadores y hoy es una empresa de los Vázquez Raña ya, que gracias al apoyo gubernamental, se hizo la pifia en contra de los cooperativistas, que perdieron hasta la camisa, después de haber sido dueños de ese órgano periodístico.

 

Hoy, no pude comunicarme con Juárez y por lo tanto la reunión sabatina perdió, por primera vez, su anualidad. Y lo peor que no pude estar presente, en el sitio donde dijimos que nos veríamos en 2008, por una enfermedad que me ha impedido andar que aunque ya estoy mejor, me siento como un incapacitado.

 

¿Habrá llegado el compañero a la cita? ¿Si llegó, como se sentiría, al no ver a este personaje que, ahora recuerda pormenores de esa unión que, representaba parte de la amistad que se forja entre compañeros afines, porque en el periodismos mexicano hay de todo, como sin duda alguna los hay en otros países?. Es decir de dulce, de chile y de manteca.

 

Y a la distancia de un año, olvidando los restantes, me he hecho la pregunta de que llega el momento en que, por angas o por mangas, se deja la asistencia, como en la escuela que, a veces por retardo ya no te dejaban entrar. Y si ahora no es la escuela, sino la enfermedad, insisto, hace también un año que llegó tarde él, porque se acababa de levantar de una larga enfermedad y porque acababa de cumplir los setenta y cinco años, que por cierto, los festejamos en esa reunión.

 

Durante el año del 2008 nos vimos varias veces, ya por casualidad o por cita. Cafeteábamos en Sanborns de Madero y los comentarios eran, de por si ya muy deprimentes, en referencia a la edad de ambos. De vez en vez, llegaba algún compañero o alguna reportera, y la charla cambiaba de giro.

 

Una vez sólos, otra vez, la burra al trigo. Y las preguntas y respuestas, entre metafisiqueos y materialismo dialéctico, se descubrían que, había muchas cosas misteriosas que nuestras mentes no alcanzaban a comprender. O hacíamos tabla rasa de algunos de los valores que seguían, según nuestros cálculos, en franca caída. Por ejemplo, dios que se escribe en minúscula pero el cristiano, forzosamente tiene que ser escrito con mayúscula, ¿por qué?. Hasta la fecha no lo he comprendido.

 

Pero, además, si existiera ese dios, ¿por qué no se preocupa realmente de los pobres pues, según pareceres, quienes sí reciben su gracia, son los ricos a los que nunca la falta ni el pan ni la buena vida?.

 

Tampoco a los políticos, de cualquier signo, y sino vean a los chuchos que, siendo perredistas y de izquierda, ahora son aliados del pelele que mal gobierna al país.

 

Otras veces descubríamos facetas ya olvidadas del trabajo periodístico, cuando ambos trabajábamos en el cine y en el teatro. El fue bailarín y de los buenos y yo, pues modestamente, un artista que no pasó del corredor, como las macetas.

 

Cuántas cosas contábamos y cuántas más que no tenían razón de ser en medio de esa parálisis que provoca la vejez y el olvido. Si no las recordábamos para que insistir en verlas a través de los ojos, en arcones nebulosos o en tapancos, donde se guardan todas las cosas inservibles, que se empolvan y se mueren, también de vejez, al transcurso de los años.

 

Llegó el último sábado del año del 2008 y no nos vimos. ¿Llegaremos a la cita el próximo año? Estaremos, desde luego, más viejos los dos y qué podremos contarnos, cuando ya la vida no tiene remedio, porque la muerte, que no es musa, sino enemiga de la vida, llegará y tocará las puertas de nuestra casa y habrá de llevarse quien, en el momento menos esperado, habrá cruzado la línea de separación.

 

Treinta y cinco y pico de compañeros que anualmente nos reuníamos para tomar la copa y cenar y platicar, charlar, conversar, dirimir, echar al aire nuestros gritos y descubrirmos, con todos los complejos y emociones de que fuimos dotados, como un rito a la amistad, o simplemente, porque fuimos de un gremio y de una familia que, metafóricamente compartíamos, la existencia con las estrellas que, éstas últimas, eran tan humanas como nosotros y que, por el privilegio de la fama y la fortuna, se creían dioses y diosas del planeta.

 

Pero ese es otro rollo del cual no quiero meterme porque de por sí, enfermas mis musas, las estrellas no pueden perdonarme que las traté como lo fueron, de carne y hueso, de envidias y pasiones, y de todos aquellos aspectos de la personalidad humana que, en lugar de hacerlas crecer, se fueron achaparrando hasta quedar como el enano del tapanco, Felipe Calderón Hinojosa, de quien mentiras Fox, le queda como las botas cristobalenses.

 

El no discípulo salió mejor que el patrón del rancho. Y ha bateado más jonrones, en poco tiempo-un par de años apenas-que en los seis del analfabestia que gobernó del 2000 al 2006.

 

Gracias, vida, por este recuerdo.

 

DON RENATO en MEMORIAS DEL PORVENIR, Domingo 28 de Diciembre del 2008-Día de los santos inocentes, ¿qué, te hice…?

 
 
Mono del dibujante Naranjo de fin de año
Y todo eso lo hizo en tan sólo dos años
Pueblo: Y ahora quién lo va a componer

Tiene toda la razón quien va a componer todo lo que destruyó del país el gobierno impuesto de Felipe Calderón en dos años de espuriato.
   
 
 
Aquí parece que George W. Bush es el que titiretea al FeCal. Así se ve en apariencia pero atras del criminal de guerra George W. Bush están varias empresas mafiosas como Carlyle Group, Halliburton, Chevron...con sus siervos los senadores y diputados que han apoyado tanto desman y genocidio de Bush. Sin olvidar los fraudes electorales que implementa el gobierno estadounidense en otros países.
   
   

 

 

 




Sección: Literatura / Política Inicio



  Actual

Sopa de letras robadas
Después de siete meses
Tengo por delante una lucha
Nuevas teatralidades.
Comes y te vas
Un polvoriento almacén de hechos
Lo que son los columnistas
Quien duda de que Andrés Manuel es el presidente
Católica, Apostólica Y Calderonista
Una nueva era…¿será verdad tanta belleza?
El anacrónico de Bertone
La religión: ese gran negocio…
¡Qué Presidente Tenemos!
Enrique Peña Nieto, un ofensor del patrimonio arqueológico
Los fantoches
Inprescriptible: el juicio
De pen…regala lo suyo
-2 0 0 9-
Profetas con voz
Tres meses
Esa condicion humana tan desventurada
La diferencia de una vida...
Muera la inteligencia
El país esta peor a dos años
Los cínicos de ahora
Retratos de los mexicanos - segunda parte
Retratos de los mexicanos - primera parte
Reflexiones sin cuento
La trastienda
Piñata adelantada
Con licencia para matar
Dos partidos, un pelele y la televisión
Congreso Constituyente...Congreso Constituyente...
¡Qué descarados!
- Si señor, lo que usted diga -
¡Miserables!
Al cesto de la basura
¡Cuál es el saldo de la vida!
Crímen y suicidio del Gobierno mexicano
¡Qué bien suena!
Ni perdón ni olvido
Lo que escribió la prensa francesa sobre el 68 mexicano
Domingo 28 en el zócalo
Por un acuerdo nacional
México, sombra de lo que fue
¿Un plan divino para los EUA?
El oficio períodistico / El Cuarto Poder
- Psicología del individuo -
TV En Movimiento
El canto de la esperanza
¡¡Todos al Zócalo !! ¡¡Con Andrés Manuel!!
Comunicación y Cultura
El que ríe al último - Segundo acto
El que ríe al último
Dos marchas: la de los ricos y la de los pobres
Antes de soñar es necesario saber
 
 
 
 
 
  Columnas

Estupefacción
Bibliotecas populares
 

  Literatura

Café té cuento… Un abuelo a toda madre
Café, té, cuento… Cada día menos
Cuento que te cuento
Sabia virtud la de perder el tiempo
Desde ese domingo que fue otro...
 

  Cultura

Corazón oxidado por la vida
México City, mi ciudad
A mi me la pela la muerte
Actores en la vida real...
Sí son machos vengan...
Si de libros hablamos...
Escollos y paradojas de la nueva cultura cubana
¿Va a estar usted y los ricos también?
El Gesticulador de Usigli
Niño, ¿qué quieres ser cuando seas grande?
Los cien años de João Guimarães Rosa
Federico García Lorca
 
 
correo a Don Renato: donrenato@iniciativa.de
 
 





(c) Copyright 2006-2010 Memorias del Porvenir
(c) Copyright 2010 iniciativa.de
Todos los Derechos Reservados. All Rights Reserved
Si el contenido de memorias del porvenir se publica o se distribuye en otro lado favor de citar la fuente con el link activo correspondiente: http://iniciativa.de
No se permite lucrar con contenidos de Memorias del Porvenir ni con contenidos de iniciativa.de
En cualquier caso ponerse en contacto con: contacto.in@iniciativa.de