Memorias del Porvenirde Don Renato
Portada - noticias de actualidad Memorias del Porvenir
correo a donrenato@iniciativa.de correo a: nota@iniciativa.de
informacin oportuna y eficaz
imprimir: Lo que son los columnistas

 

LO QUE SON LOS COLUMNISTAS.

 

Como analista malo, pero analista, del quehacer político-inclusive social y psicológico-tiene uno el deber y la responsabilidad de leer los periódicos, escuchar las noticias, inclinarse con lupa hacia las columnas y descubrir aciertos y desaciertos y la honradez de quien escribe para lectores.

 

Y como se decía en el pasado: los columnistas son de chile, de manteca y de dulce. Es decir, de todos los colores y tendencias, de que han sido formados o de plano, porque su pluma está vendida al mejor postor y éste, lógicamente, es el gobierno, porque paga más, y mejor, que cualquier iniciativo privado, o empresario que se hizo milloneta al amparo de papá gobierno.

 

Pero también hay que tomar en cuenta el medio en que desarrolla su labor, el que teje opiniones, porque no es lo mismo el Sol de Peralvillo que LA PRENSA de los Vázquez Raña o el EXCELSIOR de la misma familia, o EL UNIVERSAL dónde cuecen cualquier guisado, como si fuera la tepachería nacional.

 

De tal modo se festinan los hechos de papá gobierno que los columnistas,

per se, embrutecen más a quienes, por el quehacer mismo, es lectura obligada para estar al tanto de lo que hacen las derechas, las izquierdas, los centros, y el rugir del sonoro cañón de Cachimba.

 

En lo personal no me solazo por tantos deslices de factura todopoderosa que, no deja dudas, de cuánto dinero se invierte en los señores de la pluma e inclusive historiadores que también dejan huellas de su corrupción o el amor por el dinero, el oro maldito, lo que determina su forma de escribir y de opinar, en reflexiones muy alusivas a quien detenta el poder y con truenos y centellas contra los hombres y mujeres que buscan el cambio, y que, hay que acabar con ellos a como de lugar.

 

Pero quien lleva la batuta del país, de una orquesta en donde cada quién afina a su modo, que no es más que un empleado más del sistema, que en seis años deja de serlo y se convierte en un ex, que también habla y dice barbaridad y media, como el ranchero de San Cristóbal, al que llaman ahora el bocón de zarzaparrilla, quizás porque ésta última es una medicina para limpiar la sangre, y a lo mejor surte efecto en tan truculento hocico; tampoco hace nada y sigue mintiendo, como buen Jeli-pillo.

 

Pero también hay de columnas a columnas y de escritores de opinión a opiniones por lo que nos sentimos un poco optimistas de que el panorama no está lleno de negreros, que atizan fuego pesado y de gran calibre, como si cada bala-palabra costara la libranza a que se creen derecho, quienes escriben tal basura. Además de tanto leerlos ya los tenemos ubicados en sus respectivos casilleros de malos, tontos, arribistas, fantasmales, penitentes, y demás fanfarria que les quieran agregar, ustedes amigos de esta columna de memorias que se exhibe, y que también peca de omisiones o de absurdos o de pasiones incoloras o fuertemente cargadas en azules y rojos, para festejar a los diablos cojuelos.

 

Pero este asunto lo tienen que definir quienes nos leen. Ellos son los más abocados para determinar quien está con limón y quién con sandía, y entonces se podrá decir abiertamente: tú me gustas porque sirves a los intereses de la mayoría, no te vendes fácilmente, o no te han llegado al precio, o definitivamente son así porque son de los altos de Jalisco o de Guanajuato, donde la vida no vale nada. Respecto a la primera recuerden el grito alcohólico del jalisciense: Cuando pierde Jalisco, ¡arrebata!

 

Quienes cumplen su cometido, con toda la honradez y responsabilidad, son indudablemente, parte del bando de la democracia y que hacen uso de las libertades de opinión de que constan los preceptos de la Constitución. Y esos columnistas siempre son leídos, una y otra vez, y comentados, en los cafés, porque dicen lo que otros callan, y no como los otros que como reciben tanto por línea, pues no les queda otra que apechugar. Desgraciadamente son mayoría, como son mayoría los periódicos que favorecen las dictaduras.

 

Pero, como se decía no hace mucho, de que el periodismo en México, junto con sus reporteros y sus columnistas, sus jefes de información y redacción y sus directores, no cumplen con su tarea de informar la cruda realidad, y que lo único que hacen es caminar lentamente a su propio destino, el abismo que se les presenta en menos que canta un gallo. Y si no indaguen e investiguen y vean lo que son los periódicos que en los setenta eran el alma del pueblo mexicano, de los cuales podemos citar, unos tres o cuatro: Excelsior, La Prensa, Ovaciones, los Soles de México.

 

Sombras nada más como dice la canción pero sus dueños y sus cooperativas, junto con quienes tenían las direcciones, prefirieron hacer lo que El Imparcial, en tiempos de Porfirio Díaz. ¿Dónde está por cierto El Imparcial?.

 

Mientras tanto veamos que no sólo son los periodistas los que se venden, y los periódicos los alcahuetes, también los ensotanados de la Suprema Corta de Injusticia de la Nación, han vendido su honradez y su responsabilidad, al no castigar a los Enrique Peña Nieto, a los Eduardo Mora Ruiz y a todo ese conjunto de soldados y policías que, usurpando funciones de gorilas, cometieron los desmanes en Atenco, y que todavía siguen sufriendo, los presos y los que anda a salto de mata, sin deberla.

 

Es verdad que en todas partes se cuecen habas pero en la autoridad judicial máxima, ¿quién lo creyera?. Entonces como aceptarlos si esos señores, salvo uno de todos nuestros respetos, sirven al status, ese estatus, al que se le pudiera ver algún día el sol de la justicia en todo su esplendor.

 

Marrulleros como siempre, cooptados por el tirano que gobierna, ¡hágase la voluntad del dueño de los güeyes” Ni modo, estamos en México.

 

DON RENATO en MEMORIAS DEL PORVENIR...Jueves 12 de Febrero del 2009.

P.D. Perdonen la tardanza en articular una columna pero es que se me complicó la existencia y el estreno fue ayer, con casa llena, lo que fue conceptuado de muy padre y señor mío, por lo que asumimos nuestra pasión, ya sin tanta presión, por las libertades y la democracia de nuestra patria, a la cuál nos debemos como hijos suyos, y a la usanza de don Benito Juárez, benemérito de las Américas. GRACIAS Y VALE.

 


  Don Benito Juárez, mural en el Castillo del Bosque de Chapultepec

 
  No es la primera vez que la mal llamada Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) apoya la injusticia evidentemente, la mayoria de los magistrados de ese tribunal no imparten ninguna justicia sólo sirven al PAN-PRI y a empresarios mafiosos.
 
  La Suprema Corta fue ya sepultada por ciudadanos en el 2007 ante la falta de justicia de los magistrados vendidos. Los magistrados panistas y priistas son las lacras de la nación que no sirven pero para nada sólo para robar del erario con los sobresueldos que se han autodado.
   
 
 

“Hoy sepultan la justicia del país”

Ante el fallo de la Corte en el caso de represión de Vicente Fox al pueblo de Atenco. La mayoria de los magistrados en forma cínica e indigna apoyaron la represión contra la población y absolvieron a panistas y priistas que participaron directamente en la represión.

 
 
  Teidiotiza se refiere a Televisa que trasmite mentiras y más mentiras con tal de defender los intereses de sus empresarios panistas y priistas corruptos y extranjeros de la mafia. Televisa es la vergüenza nacional, dan pena.
 



Sección: Política Inicio



  Actual

Sopa de letras robadas
Después de siete meses
Tengo por delante una lucha
Nuevas teatralidades.
Comes y te vas
Un polvoriento almacén de hechos
Lo que son los columnistas
Quien duda de que Andrés Manuel es el presidente
Católica, Apostólica Y Calderonista
Una nueva era…¿será verdad tanta belleza?
El anacrónico de Bertone
La religión: ese gran negocio…
¡Qué Presidente Tenemos!
Enrique Peña Nieto, un ofensor del patrimonio arqueológico
Los fantoches
Inprescriptible: el juicio
De pen…regala lo suyo
-2 0 0 9-
Profetas con voz
Tres meses
Esa condicion humana tan desventurada
La diferencia de una vida...
Muera la inteligencia
El país esta peor a dos años
Los cínicos de ahora
Retratos de los mexicanos - segunda parte
Retratos de los mexicanos - primera parte
Reflexiones sin cuento
La trastienda
Piñata adelantada
Con licencia para matar
Dos partidos, un pelele y la televisión
Congreso Constituyente...Congreso Constituyente...
¡Qué descarados!
- Si señor, lo que usted diga -
¡Miserables!
Al cesto de la basura
¡Cuál es el saldo de la vida!
Crímen y suicidio del Gobierno mexicano
¡Qué bien suena!
Ni perdón ni olvido
Lo que escribió la prensa francesa sobre el 68 mexicano
Domingo 28 en el zócalo
Por un acuerdo nacional
México, sombra de lo que fue
¿Un plan divino para los EUA?
El oficio períodistico / El Cuarto Poder
- Psicología del individuo -
TV En Movimiento
El canto de la esperanza
¡¡Todos al Zócalo !! ¡¡Con Andrés Manuel!!
Comunicación y Cultura
El que ríe al último - Segundo acto
El que ríe al último
Dos marchas: la de los ricos y la de los pobres
Antes de soñar es necesario saber
 
 
 
 
 
  Columnas

Estupefacción
Bibliotecas populares
 

  Literatura

Café té cuento… Un abuelo a toda madre
Café, té, cuento… Cada día menos
Cuento que te cuento
Sabia virtud la de perder el tiempo
Desde ese domingo que fue otro...
 

  Cultura

Corazón oxidado por la vida
México City, mi ciudad
A mi me la pela la muerte
Actores en la vida real...
Sí son machos vengan...
Si de libros hablamos...
Escollos y paradojas de la nueva cultura cubana
¿Va a estar usted y los ricos también?
El Gesticulador de Usigli
Niño, ¿qué quieres ser cuando seas grande?
Los cien años de João Guimarães Rosa
Federico García Lorca
 
 
correo a Don Renato: donrenato@iniciativa.de
 
 





(c) Copyright 2006-2010 Memorias del Porvenir
(c) Copyright 2010 iniciativa.de
Todos los Derechos Reservados. All Rights Reserved
Si el contenido de memorias del porvenir se publica o se distribuye en otro lado favor de citar la fuente con el link activo correspondiente: http://iniciativa.de
No se permite lucrar con contenidos de Memorias del Porvenir ni con contenidos de iniciativa.de
En cualquier caso ponerse en contacto con: contacto.in@iniciativa.de