Memorias del Porvenir
Lunes 29 de Septiembre del 2008
noticias de actualidad  

Domingo 28 en el zócalo


DON RENATO


    Domingo gris fue éste 28 de Septiembre en la ciudad de México. Más tarde se compuso y a la hora de la asamblea con Andrés Manuel López Obrador, caliente, cálidos los rayos y quemantes en algunos momentos.

    Me levanto temprano para poder desayunar a tiempo. Y me apersono en el zócalo, cuando apenas se calienta el ambiente.
En el metro de Hidalgo a la parada, miro a la gente, me gusta mirarlas cuando van a un mítin; veo sus caras y sus sonrisas, y sus alegres charlas, pero también contemplo a mujeres-niñas, cuyos ojos azorados y muy abiertos, destilan esa lágrima de los siglos, para quienes, indígenas, no tienen todas las facilidades para ser felices, ni tienen esperanzas de que su situación económica cambie.

    Eso quiere Andrés Manuel: el cambio, eso queremos todos. Pero hay una banda, un cártel de Los Pinoles, que ha impedido a toda costa que se realice ese milagro de ver el cambio; hay unas pandillas de perversos, corruptos y delhirantes que bajo el cobijo de sus partidos, el PAN y el PRI, el VERDE ECOLOGISTA, PANAL y otros, se afilian al desastre y se columpinean ante el amo, un chaparro y de lentes que, ahora, hasta sus mismos seguidores le han perdido la fe, por eso lo llaman Lipe.

    Veo la plaza de la constitución como se llena, paulatinamente, pese a los Chuchos, a los Acosta Naranjos y a las Zavaletas ¿o sabandijas?-, que han puesto las piedritas de este empedrado infernal, para que los extranjeros acaben con México, dilapiden la fortuna petrolífera, y quedemos, como han quedado tantos países, sangrados...¿Para siempre?...Quizás no, porque siempre habrá hombres libres, como nosotros, libres de los pactos teologales con una iglesia corrupta, o iglesias que impiden las libertades a las que tienen derecho las mujeres; empresarios riquísimos hechos a la sombra corrupta de los gobiernos, a los que mansamente se inclinan, para ver que de grande será la tajada.

    Pequeños burgueses los otros, que tampoco han gozado de la gloria en su totalidad, como los verdaderos ricos, y que suspiran por tiempos mejores, pero que no se atreven a juntarse con la plebe, con el pueblo, con los trabajadores, con los maestros que piensan que no debe dejarse que el gobierno federal privatice la educación.

    Mujeres, hombres, viejos y jóvenes, ancianas, de todos nuestros respetos, firmes a la hora en que empieza el discurso de Andrés Manuel y claman, a voz en cuello: ¡Es un honor estar con Obrador!. ¿Y por qué siguen así, después de tantos meses de angustia? Sencillamente porque ven en nuestro líder al hombre honrado y fiel a la causa de los pobres, para que en él depositen todas las esperanzas posibles.

    Ahora todos somos pobres, pobres en filosofía, pobres en economía, pobres en educación, pobres en enfermedades, pobres en todo el sentido de la palabra, y la culpa es ni más ni menos que de un neoliberalismo salvaje que ya le está dando mate a su principal cliente, ese país que siempre abonó por el mercado libre, y que está al norte de nuestro país y que lleva por nombre los States Quietos Hundidos; digo, ya no falta mucho para que tenga el trago amargo de su propia sopa al estilo de Nueva Orleans, que se hundió hasta el tope.

    López Obrador, con su mensaje de más de una hora, dibuja al país del Lipe y del mantecas Carstens, y de los capos Gamboa y Beltrones y de los chuchos, y de todos aquellos que favorecen ese mundo de dilapidación de los recursos de México, y de las corruptelas al por mayor, para sus fines personales.

    López Obrador que reitera que el movimiento es pacífico, sin un vidrio roto, que reitere que "ninguna sanción impedirá que nos manifestemos", que reitera el diálogo, sí, pero que no se atente contra PEMEX, es decir que no se venda al mejor postor, que serían por el norte EUA, y por el Pacífico, España.

    ¡Esa España que no se le quita las ganas de seguir siendo un país colonialista!

    Ese Andrés Manuel que demanda que haya un pacto para fortalecer a la paraestatal; y paliar la crisis económica que ya nos está llevando patas de cabra. Y siempre alertas, mexicanos libres, ante los posibles giros que diera albazo priísta y panista; con el apoyo moral de los ricos que quieren una rebanada del pastel.

    Ese López Obrador que ha recibido el apoyo de millones de mexicanos y sobre todo de los intelectuales que afirman que la resistencia civil pacífica ha sido la respuesta a la entrega petrolera.    
Y con un IFE vengativo que tiene al frente a una V. Zurita, basura más bien, que fue impuesto para seguir, junto con Hildebrando, cometiendo los fraudes para mantener al panismo en el poder y que éste, como siempre, acabe con México en el menor tiempo posible.

    Y mientras cantamos el himno nacional, recordando un soldado en cada hijo te dió, hago el paralelismo que me complementa el pensamiento y digo: Cada mexicano que está al lado de Andrés Manuel López Obrador, es un soldado más en la lucha por salvar la patria. Como decía la manta ¡Salvemos a México! Y mientras la música no desaparezca de ese canto guerrero, en su pacifismo cada mexicano aportará lo mejor de su mente y espíritu, porque no le queda de otra. Los mexicanos descastados, que no tienen madre, esos, como a los imperios caerán en su momento y por la rabia de una nación que queriendo ser libre, se lo han impedido momentaneamente, los Lipes y los cárteles, incluyendo a Los Pinoles

Atentamente
DON RENATO
Memorias del Porvenir
Lunes 29 de Septiembre del 2008

 

 

 


Sección: Política Inicio
correo: donrenato@iniciativa.de  



(c) Copyright 2006-2010 Memorias del Porvenir
(c) Copyright 2010 iniciativa.de
Todos los Derechos Reservados. All Rights Reserved
Si el contenido de Memorias del Porvenir se publica o se distribuye en otro lado favor de citar la fuente con el link activo correspondiente: http://iniciativa.de
No se permite lucrar con contenidos de Memorias del Porvenir ni con contenidos de iniciativa.de
En cualquier caso ponerse en contacto con: contacto.in@iniciativa.de