Memorias del Porvenir
Martes 20 de Enero del 2009
noticias de actualidad  

EL ANACRÓNICO DE BERTONE.


DON RENATO

La primera pregunta de este amanecer, 20 de Enero, fecha de la posesión de Barack Obama-, es una que tiene que ver con este México jodido, por culpa de los priístas y panistas, hoy en el poder, y que la hacemos nuestra, correspondiente a la RAYUELA de La Jornada: Si el laicismo mexicano es decimonónico, ¿de qué siglo serán las posturas oscurantistas del clero católico (y romano, agregaría)?

 

Porque no es justo que un jerarca de esa iglesia venga a México y predique lo que a su conveniencia y de su propia iglesia, significara el cambio de actitud de los mexicanos, respecto a la postura del laicismo, que tanto dolor le costó a la Patria y un titipuchal de sangre derramada.

 

Y por supuesto, no era mi intención hablar del representante del Vaticano, que, entre paréntesis, le decimos al señor que no somos ni jacobinos ni trasnochados, simplemente analistas de nuestra historia y de otras historias de países diferentes al nuestro, pero en donde la iglesia católica y romana se ha agandallado del poder terreno, cuando debería estar circunscrita, como religión, al área que ellos mismos predican, o sea el más allá que, quien sabe como será, al no tener noticias de primera mano, desde hace muchísimos siglos, que es decir desde el inicio de la vida.

 

Desde que perdió la iglesia católica y romana su prestigio, por acaparadora como cualquier cacique, de todo lo que para el pueblo siempre ha representado su bienestar, no sólo el moral sino también el espiritual, y bajo las acechanzas de excomuniones, y demás patrañas del clero, el pueblo mexicano desconfió de su moral y de su ética y se fue alejando de su seno y buscando otras opciones, o quedar libre de toda religiosidad que, viéndolo bien, la iglesia católica y romana y demás iglesias, han sido siempre un obstáculo para el desarrollo y la conformación psicológica, de la humanidad.

 

Después de trescientos años o más de esclavitud religiosa, el pueblo, junto con los criollos, buscó su independencia y luego sus reformas, hasta la de Benito Juárez, con un solo propósito: desvincular al Estado de la religión, como lo fueron haciendo tantos Estados en el mundo. Cada quién en su lugar, y con su propia responsabilidad. Pero, gracias a esa desvinculación, hoy la pretensa iglesia que quiere tener todo el poder del mundo, no existiría si no hubiera habido un laicismo que le abrió las puertas.

 

La prueba más evidente de su lucha con el poder terreno fue la derrota del cristerismo. Por más aves marías y padres nuestros en las bendiciones de las armas para matar a los sacrílegos, no pudieron y no han podido, en otras partes, aunque ya estemos en los inicios del siglo XXI. La iglesia católica y romana no debe salirse de su papel, si es que quiere perdurar más tiempo, hoy, que por más lucha que hagan, el hombre se ha vuelto más inmune a las predicaciones de sus sacerdotes. Hay un rechazo, sobre todo de los jóvenes y las mujeres, que han sido castigadas, éstas últimas, con la represión de su propia iglesia en relación con el aborto, los anticonceptivos, la píldora del siguiente día, la elegilibidad de la mujer en los niños que quiera tener.

 

Clara respuesta de la juventud mexicana que se desvincula del tronco de su iglesia por considerarla retrógrada, conspirante, y corruptora de sus niños y niñas a través de la pederastia que se pondera, entre las filas de cardenales y arzobispos, como si fuera parte del engranaje de la misma institución.

 

Pero vayamos a la nota, para que no piensen mal, o que nosotros la hayamos inventado, y que está firmada por José Antonio Román, desde Querétaro, quien asienta, lo que para nosotros es lo más importante, para no darle tantos reflectores a un ultraconservador de la citada iglesia:

 

“Con una “mirada serena y desapasionada” de la historia reciente de México, el secretario de Estado del Vaticano, cardenal Tarcisio Bertone, pidió superar “el viejo concepto de laicismo”, alentar a la iglesia a tener mayor presencia en la vida pública del país, y a evangelizar el mundo de la cultura, lo que incluye el acceso de la educación religiosa en las escuelas públicas. Aseguró que la iglesia católica (y romana) no está en crisis ni destinada a desaparecer”.

 

Como el señor Bertone esta refiriéndose al Estado mexicano y su gobierno, que también es laico, desde el punto de vista de la salud pública, se le debería aplicar el artículo 33-que está en desuso y por lo tanto no sirve para nada-, pero gracias al laicismo, del que reniega, está libre y puede decir tantas sandeces y tonteras que se le ocurra desde los púlpitos, que estén disponibles, en toda la nación. Porque si estuviera en manos de la iglesia, el poder terrenal, júrenlo que quienes no podríamos escribir ni hablar, seríamos nosotros; o estaríamos en la cárcel o ya nos hubieran matado.

 

Toda dictadura sea política o religiosa es asesina.

 

DON RENATO…en MEMORIAS DEL PORVENIR…Martes 20 de Enero del 2009.

PS. Recomendamos el Diccionario Filosófico de VOLTAIRE, en tres tomos, para un mayor acercamiento a las religiones. Al leer sus definiciones, encontrarán muchas sorpresas que, como tales, son inesperadas, y cognoscitivas. Lo que en otras palabras se diría: Aprendamos a leer a la religión para que no nos cuenten. VALE.

 

 

 


Sección: Política / Religión Inicio
correo: donrenato@iniciativa.de  



(c) Copyright 2006-2010 Memorias del Porvenir
(c) Copyright 2010 iniciativa.de
Todos los Derechos Reservados. All Rights Reserved
Si el contenido de Memorias del Porvenir se publica o se distribuye en otro lado favor de citar la fuente con el link activo correspondiente: http://iniciativa.de
No se permite lucrar con contenidos de Memorias del Porvenir ni con contenidos de iniciativa.de
En cualquier caso ponerse en contacto con: contacto.in@iniciativa.de