Memorias del Porvenir
Martes 7 de Octubre del 2008
noticias de actualidad  

EL GESTICULADOR DE USIGLI


DON RENATO


    A pesar de sus lecturas, cuando ví montado EL GESTICULADOR, en la temporada del teatro popular que servía al mismo tiempo como un homenaje a su creador, Rodolfo Usigli, de inmediato se me vinieron a la cabeza una gran cantidad de políticos, que ya había conocido y todos priístas.

    No podían negar la cruz de su parroquia; todos corruptos, todos desleales, todos buscachambas en el servicio público, haciendo cochupos, robando al erario, sirviéndose de sus puestos para medrar.

    Usigli los retrató perfectamente.

    Políticos nacidos después de la revolución mexicana, corruptos como Obregón quien siempre decía que nadie desdeñaba un cañonazo de 50 mil pesos. Y de aquellos tiempos, era un dineral, como hoy serían los millones que se llevó Vicente Fox Quezada y su señora, el primero como presidente y la segunda, en VAMOS MÉXICO.

    Era la década de los setenta. Y el maestro Usigli había recibido el premio nacional de literatura. En el sindicato de actores se había conformado un grupo que se denominó Artistas Asociados, al que me integré cuando se dió el visto bueno para presentar diez compañías de teatro rotativo y popular. Al frente quedó el maestro Usigli, por una promesa que le hizo a él, el presidente Echeverría Álvarez.

    El propio Usigli lo señaló como un teatro al servicio del pueblo. Acercar al pueblo al teatro era la meta y Carlos Bracho junto con Eduardo Rodriguez Solís y unos cuarenta actores, le dieron forma y sustento, y así se tuvo la primera temporada, despreciando, muy al principio, el boleto gratuito y después arrebatándolo.

    Fungí, por un año como jefe de prensa y publicidad. Me tocaba elaborar la cartelera y entregarla a los periódicos que la publicaban, como el Excelsior de Julio Sherer. Después renuncíe y siguieron hasta el término del mandato de Luis Echeverría, que se cerró el teatro popular, que, como lo señaló Rodolfo Usigli, no era nacionalista, sino teatro mexicano.

    Diez compañías, diez directores, músicos, escenógrafos, sonidistas, etc., presentándose cada quince díaz en las salas contratadas exprofeso.

    En una de las temporadas se presentó EL GESTICULADOR. Desde luego ya habían pasado los tiempos en que estaba prohibida, ya que escrita a finales de los treinta se estrenó, en el Palacio de Bellas Artes, hasta 1947, causando, como era de esperarse, zozobra y pavor.

    ¿Qué representó la obra de Usigli para los mexicanos que la vieron, en cantidades inimaginables en el Palacio de Bellas Artes? Lo mismo que pasa con los mexicanos que descubren que su diputado es un ladrón o que el representante del estado en el senado no hace nada por la patria chica.

    ¿Por qué impactó tanto EL GESTICULADOR en el medio político?

    Repasemos su trama para que ustedes tengan una idea de lo que unió Usigli en la trama de los tres actos. Las vertientes son: la corrupción que nace con algunos políticos emanados de la Revolución Mexicana y la otra de carácter existencial que se aproxima a la identidad en el mexicano.

    La inconformidad es dueña del escenario que, como dice el director Rafael López Miarnau, quien la dirigió, ningún miembro de la familia Rubio se acepta y ni acepta el sistema y el destino que los rodea. Luego un agente extraño, Oliver Bolton que, es un investigador norteamericano de la Revolución, especialmente de un general, César Rubio, cuya desaparición de la vida revolucionaria es un enigma. Este Bolton viene a ser como el ángel de la tentación en la que cae César Rubio.

    El gesto de Rubio lo hace asumir la piel del otro, frente a familiares y extraños. Había un traje de general que lo estaba esperando para cumplir su destino y hacia él irá con determinación, hasta su muerte.

    Vivió y murió dentro de una identidad diferente a la suya, la de profesor. Un verdadero gesticulador.

    López Miarnau cambia el final de la escena ya que Usigli hace que la muerte de César Rubio suceda fuera de escena. Mi decisión, dijo Rafael, fue opuesta y a la vista de todos, público y familia; el asesino a sueldo de Navarro termina con la vida de César Rubio.

    -¿El por qué así? Es por el impacto dramático logrado, aunada la salida del cuerpo de César Rubio con el pueblo presente, triste, incrédulo y asombrado por la hipocresía de Navarro al rendirle honores militares.-

    Gómez de la Vega, un reconocido actor y director la presentó en 1947 con resultados negativos porque hubo persecución y suspensión de funciones y muchos incidentes desagradables, mientras tanto el público reaccionó estupendamente. La prensa atacó a Usigli, pero el público estaba con él.

    Editores Mexicanos Unidos la imprimió en 1985 y desde entonces se han hecho reimpresiones y tiene, aparte de EL GESTICULADOR, otra obra, LA MUJER NO HACE MILAGROS.

    Si tuvieran tiempo, amigos y amigas del mundo que nos lee, adquiéranla para que sopesen el valor de la obra usigliana que, ha permitido a miles y miles de mexicanos conocer las entrañas de esa clase política que hoy, con los panistas, rebasaron al PRI de su nicho de corrupción. Esto es, que los discípulos salieron más corruptos que el maestro.

DON RENATO en MEMORIAS DEL PORVENIR
Martes 7 de Octubre del 2008

 

 

 


Sección: Política Inicio
correo: donrenato@iniciativa.de  



(c) Copyright 2006-2010 Memorias del Porvenir
(c) Copyright 2010 iniciativa.de
Todos los Derechos Reservados. All Rights Reserved
Si el contenido de Memorias del Porvenir se publica o se distribuye en otro lado favor de citar la fuente con el link activo correspondiente: http://iniciativa.de
No se permite lucrar con contenidos de Memorias del Porvenir ni con contenidos de iniciativa.de
En cualquier caso ponerse en contacto con: contacto.in@iniciativa.de