Memorias del Porvenir
Jueves 23 de Octubre del 2008
noticias de actualidad  

¿Cuál triunfo?


DON RENATO

Todos esos Beltrones, los Gamboas Patrón, los Madero, los Gracos, los Navarrete, los Acosta Naranjo, y muchos más, que escapan a mi memoria, pero que son culpables, como los Labastida Ochoa, y traidores de México, por dos motivos:

    Primero. Traicionan su mexicanidad y al hacerlo se convierten en descastados que, en palabras llanas significan, que no tienen madre. Porque eso significa el término.

    Segundo. Al traicionar al país se convierten, ipsofacto, en los antihéroes de las peores causas.

    ¿Por qué así? ¿Por qué éstas decisiones que van en contra de su propio país? ¿Por qué se esconden, tras la apariencia de democráticos, en verdaderos negociantes de la patria, desde el momento que no son claros en sus palabras ni en sus acciones?

    Pobre México, como cualquier otro país, cuando se cuenta entre los miembros más destacados de su política, con gentuza que, desde ahora y cuando se lean las memorias de estos años, serán considerados y tratados como traidores de su patria.

    Lo que a veces no comprendemos del todo es porque el pueblo lo permite, porque se dejan subestimar por una casta de ladrones corruptos, que piensan con su bolsillo y con los negocios de la década siguiente cuando, como todo humano, ¿qué de años les queda de vida para seguir haciendo daño?

    La historia de México está plagada de hechos similares.

    Semejantes acciones le recortaron a México parte de su territorio, y en tiempos del gran Benito Juárez, el conservadurismo fue tan feroz que, engendró a un tipo de clase, con las peores formas de personalidad, como lo fue Porfirio Díaz y su grupo de científicos que, aparentemente hicieron crecer al país y lo encaminaron al progreso, sí, pero a prueba de tantos daños y sufrimientos hacia los mexicanos que se opusieron a la dictadura, y que desembocó en una revolución que, cruenta y sangrienta, desmadejó al país de muchos de sus mejores hombres.

    Que diremos de Carlos Salinas de Gortari, el tipo que decía, siempre que podía, “ni los veo ni los oigo”, refiriendose a los perredistas que, en ese tiempo, empujaban la democracia con su propia sangre.

    Ejemplos sobran pero traigamos a estas páginas el caso de su hermano Raúl quien, cuando lo apresaron, su fortuna estaba valuada en más de cien millones de dólares. ¿Cómo pudo hacerla? Sólo de una manera, en contubernio con su hermano y robando al país. Saqueándolo, mas bien.

    Claro que México no ha sido el único país del mundo que ha tenido sátrapas, dictadores, gobernates espurios, militares gorilas, ¿pero por qué a México le ha de tocar siempre lo malo o lo más malo? ¿Que lé hemos hecho a la naturaleza para pagar de esta manera?

    Hoy, cuando se viven momentos verdaderamente trágicos-económicos y políticos-, donde las crisis están desmantelando una filosofía, ya reconocida como fatal para las naciones como lo es el neoliberalismo, inclusive desde el ángulo de sus propios dirigentes, que la condenan en esta hora.

    Hoy, cuando deberiamos caminar hacia el progreso y la democracia, sin influencias gringas ni trampas monetarias, cuando nuestros gobiernos deberían ser totalmente independientes de los Estados Unidos; hoy, cuando se requiere de la unidad de todo el pueblo, la inmensa mayoría de este pueblo, rechaza la unidad y se lanza por el precipicio de la ingenuidad, al considerar que el enano y de lentes, gobierna bien y lleva a México al paradiso, o paraíso, para mejorar las entendederas.

    ¿Cuáles triunfos pueden ser proclamados en esta hora?

    Si acaso lo serán en su forma más primitiva, pírricos, porque ¿que victoria puede ser cuando el panismo, el priísmo, el verde ecologista, los perredistas chuchos y demás ordeña del erario, entre diputados y senadores, dejan abiertas las puertas para que, como dice Julio Hernández López, “se produzcan interpretaciones a conveniencia, privatizaciones disfrazadas (menores a las pretendidas por Calderón-Mouriño) y negocios de alta corrupción a cargo de un PEMEX al que, ciertamente se salvaguardó de los originales propósitos de magna apertura a los capitales privados, sobre todo al extranjero, pero que seguirá estando disponible como pastel fisicamente fortalecido para que la intocada dirigencia sindical petrolera siga haciendo fortuna sin castigo y para que los operadores formales de ese negocio energético continúen repartiendo tajadas que en su momento sabrán acomodar jurídica y administrativamente al nuevo marco legal “triunfador””.

DON RENATO
MEMORIAS DEL PORVENIR
Jueves 23 de Octubre del 2008

 

 

 


Sección: Política Inicio
correo: donrenato@iniciativa.de  



(c) Copyright 2006-2010 Memorias del Porvenir
(c) Copyright 2010 iniciativa.de
Todos los Derechos Reservados. All Rights Reserved
Si el contenido de Memorias del Porvenir se publica o se distribuye en otro lado favor de citar la fuente con el link activo correspondiente: http://iniciativa.de
No se permite lucrar con contenidos de Memorias del Porvenir ni con contenidos de iniciativa.de
En cualquier caso ponerse en contacto con: contacto.in@iniciativa.de