Memorias del Porvenir
Jueves 19 de Febrero del 2009
noticias de actualidad  

NUEVAS TEATRALIDADES.


DON RENATO

Los grandes funcionarios de México tienen sueldos de ricos. La cultura y el arte mendigan el mendrugo con CONACULTA, la UNAM, la UAM, la UAP, la Secretaría de Cultura del D.F., y otras instituciones.

 

Da coraje cuando se habla del sueldazo del secretario de Hacienda, del gobierno del pelele y mediocre presidente que tenemos. En cambio el teatro agoniza en todos los estados de la república, y donde ahora estamos trabajando, está totalmente muerto por falta de apoyo de parte de la secretaría de Cultura local. A sus funcionarios no les importa que el teatro refleje las condiciones de vida de los mexicanos, y menos los de provincia.

 

En la columna OBJECIONES DE LA MEMORIA, del pasado 17 de Febrero, al leerla me quedé pasmado lo que el titular de Hacienda, AGUSTIN CARSTENS, gana por hablar de “catarritos”, y no de una verdadera crisis que se está llevando al diablo a México (Diablo, significa en este caso, al desastre).

 

Nominalmente Carstens recibe 150 mil pesos mensuales, más un bono de 66 mil pesos que tiene rubro de “pago de riesgo”. Pues será éste referente a que su gordura lo mate, pues de otra manera cómo se explica el tal rubro, que hablando de esto último, puso como condición para retornar a México y dejar el puesto que tenía en el FMI (Fondo Monetario Internacional).

 

O sea que pertenecía y sigue perteneciendo a ese organismo que nos ha saqueado y nos ha puesto a parir el hambre, junto con nuestros hijos y nietos. Hijo de los States Quietos Hundidos, es de malacara y de mala leche, el pródigo retornable.

 

Dicen que dijo que aceptó la invitación del pelele, porque le cae bien y como es parte de su misma raza, con mayor razón.

 

Adicionalmente el Estado le paga los gastos de comida (3 mil mensuales), telefonía, autos, seguro familiar, prima vacacional y aguinaldo de 40 días. Entonces se zurra Martí Batres Guadarrama al expresar su conclusión:

-Así cualquiera ve una crisis como un catarrito.

 

Y saben, amigas y amigos, que la estructura burocrática le cuesta a México más de 700 mil millones de pesos al año. Es patético o no ese desperdicio de dinero que les pagan a los de la élite burocrática que, si hicieran bien las cosas, otro gallo nos cantara, pero, no, no porque son analfabetas políticos, y no tienen sentido social, y sus responsabilidades, en sus áreas respectivas, funcionan tan mal que ahí están los resultados. Pero, además, se pliegan como corderitos e inclina culos, a lo que dice papá gobierno, que con su ineptitud, conduce a México a la bancarrota total. Va para tres años este infeliz gobierno del Jeli-pillo y los resultados son pavorosamente y obligadamente desastrosos. No tiene caso seguir en este rubro, para no proyectar más pesimismo y nos llamen catastróficos, mejor de lo que estábamos hablando: el patrimonio universal de la cultura y el arte, en el área de teatro.

 

Teatro mexicano, por supuesto, teatralidades en su máximo esplendor, para florecimiento de las ciudades principales, y los estados que lo apoyan; dinero que hace tanta falta para las producciones, el vestuario, el maquillaje, la torta y el refresco, de quienes no aspiran a más; o una buena comida, en un buen restaurante, cuando los emolumentos alcanzan ese fin.

 

Estímulos a los actores, directores, dramaturgos, escenógrafos, e ingenieros de luces y sonido. Acondicionamiento de teatros, inauguración de nuevos espacios y no tan elitistas como los que tiene la UAP (Universidad Autónoma de Puebla) en donde los poblanos les cuesta trabajo entrar a sus escenarios para presentar lo que, a su talento y anhelos, han preparado para los públicos de esta ciudad.

 

Se pregunta uno, frecuentemente, ¿qué hacen los diputados con la ley de cultura poblana, la revisan continuamente, descubren sus errores, apoyan que los municipios y el propio estado paguen los sueldos a que tienen derecho el actor, la actriz, el director, el escenógrafo, etcétera?

 

Da grima ver como despilfarran el dinero los diputados, lo senadores, los funcionarios de primer nivel, los gobernadores, el presidente de la república bananera, y quienes aprueban los aumentos salariales al mínimo, para el pueblo trabajador, que se han de reír a nuestras costillas, pero no risas siniestras sino carcajadas cargadas de ideologías fascistas, como acontece con la misma iglesia católica y romana, que predica la pobreza, en los demás, es decir, del pueblo, porque ellos meriendan, el chocolatito, como antaño, bien calientito y con sus empanadas, mientras la generalidad, toma el café aguado, agua de calcetín como le dicen, y una tortilla; a veces el pan va para los niños que casi lo piden a gritos, por causa de la lombricienta panza.

 

No hace mucho, cuando trabajábamos en la carpa, decíamos, en son de burla cómica:

-No permitas, dios del máiz, que los políticos arriben a la carpa, porque nos vamos a quedar sin chamba. Que se conformen con su espacio, la ínclita Cámara de Diputados…

 

Como sucedió con el microbio de Fox está pasando lo mismo con el lacra del pelele e inepto Calderón. A la cultura ni máiz paloma. Que en palabras crueles suele decirse: entre menos olotes mas tarugos los mexicanitos con sus televisoras fraudulentas y llenas de basura, como son TELEVISA, Y TVAZTECA. E independiente de lo que piensen otros, ¿si eso quieren los mexicanitos, por mensos, síganle dando el atole con el dedo para que cuando se den cuenta de su error, no haya ni papel ni servilleta villana, que quiera limpiarles el hocico, perdón la boca.

 

DON RENATO…En MEMORIAS DEL PORVENIR…Jueves 19 de Febrero del 2009.

 

 


Sección: Política / Cultura Inicio
correo: donrenato@iniciativa.de  



(c) Copyright 2006-2010 Memorias del Porvenir
(c) Copyright 2010 iniciativa.de
Todos los Derechos Reservados. All Rights Reserved
Si el contenido de Memorias del Porvenir se publica o se distribuye en otro lado favor de citar la fuente con el link activo correspondiente: http://iniciativa.de
No se permite lucrar con contenidos de Memorias del Porvenir ni con contenidos de iniciativa.de
En cualquier caso ponerse en contacto con: contacto.in@iniciativa.de