Memorias del Porvenir
Lunes 29 de Diciembre del 2008
noticias de actualidad  

PROFETAS CON VOZ


DON RENATO


No se necesita ser un profeta para ver el futuro que le espera a México. Ni ser vidente para establecer la comunión de los mexicanos con el dolor, la angustia y la muerte. Sencillamente es hilvanar los acontecimientos que se dan, cada día, en las zonas más desvastadas del país, para entender por qué la muerte ronda entre las clase mas desprotegidas, sobre todo tratándose de niños.

 

No se necesita ir a los oráculos, como los griegos al de Delfos, para enterarse si los dioses están de buenas consigo mismos y con el pueblo, para entender las tragedias y los ajustes de cuentas que se daban, entre los que eran de carne y hueso y los que habitaban el Olimpo. Ganando siempre los todopoderosos, como sucede ahora en México, como es el caso de la electricidad, que los favorecidos son los ricos y los pobres siguen chupándose el dedo, por causa de las corruptas políticas del enano del tapanco que habita LOS PINOLES.

 

Ni tampoco que piense el pueblo que la virgen del Tepeyac, la madre Tonatzin, les va a resolver sus problemas porque no es un asunto religioso sino político y porque ahora, el pueblo, está más alebrestado que nunca, y la causa es el desplome de la economía mexicana, sumada a la de los States Quietos Hundidos (EUA) que, por estar tan vinculado México, se lo esta llevando el CARAMBAS.

 

No es tampoco cosa del Estado sino de los gobiernos que el pueblo sea el más maltratado, que dentro de ese conglomerado mayoritario, sean los trabajadores y los campesinos y la clase pobre que habita las ciudades, donde se dan los garrotazos más dolorosos, por la falta de empleo, por los sueldos de cachetada, por la hambruna que se avecina y por mil razones más.

 

Pero, todo tiene un límite y todavía sigo pensando que la revolución puede estallar en 2010, si ya tenemos los prolegómenos en puerta, como sucedió entre 1900 y 1910, y como antes, entre 1800 y 1810. Para ver el pasado no se necesita ni ser pitonizo ni tampoco bruja, pero eso sí, los mexicanos cada día más brujas, es decir, con menos dinero en el bolsillo para gastar en cosas de primera necesidad, no como los ricos que se gastan los tostones en cosas superfluas. Y no lo decimos al tanteo, fuimos testigos de cómo tiraban la lana, en tonterías que llenaban sus carritos de compras en los supermercados.

 

Y hablando de estos almacenes debo decirles que a mitad de diciembre del todavía 2008, Wall Mart, le subió 17 pesos a la Clindamicina. Antes de este nuevo precio costaba 37 y hoy tiene la nueva etiqueta de 54. Preguntamos, ¿es justo que una empresa gringa venga a robarnos en despoblado, sobre todo en esa medicina que es para el pie diabético, y que es necesaria para tratar de salvar los dedos , ¡o les vale madre!. En mi caso iba a esos almacenes, que me caen como patada de mula, porque encontraba la medicina más barata pero ahora, con 17 de más, ¡qué se puede hacer!...sólo gritarlo a los cuatro vientos, o como los profetas, clamar en el desierto.

 

Y como ese ejemplo, todos los demás que tienen que ver con la salud, la alimentación, la vida misma, y de la que nos sorprendemos porque, analizando bien las cosas, en dos años de desgobierno del pelele y pillo, inepto y quizás otro enfermo más que asume las riendas, no haya comprendido que le hace tanto daño a la nación que, subsumido en sus propios soliloquios, no quiere enfrentarse a ese escenario adverso que teje día a día, como Penélope, esperando el regreso de Ulises.

 

Quizás por ello me gusta aplicar el título de ESAS RUINAS QUE VES, del apreciado maestro Jorge Ibarguengoitia, que murió en el avionazo de 84, en Barajas, España y que paradójicamente se inscribe en la verdadera situación que vive México, hoy en día. Esas ruinas que ves, como la de nuestros antecesores, los indígenas de América, que fueron desvastados por la ambición de los conquistadores españoles, hasta dejarlos en la miseria y el paupérrimo que, con alcabalas y demás cochineros colonialistas, acabaron por deshacer a la patria mexicana.

 

Pero esto quiere el señor de los pinoles, por no decir de las moscas, para que México, en los próximos meses empiece a despuntar, como el sol en su tiempo, la alborada de la libertad, alzándose el pueblo, como los zapatistas chiapanecos, con fusiles de palo, por lo menos para reír un poco de la tragicomedia urbana o rural, pero que se han anticipado los narcos, con tantos muertos, uno aquí y treinta allá, decapitados por doquiera y hasta sardos, lo que es una ofensa al ejército que, en clara posición policíaca, ha devenido en tragedia su pudor militar.

 

No se necesita ser un Juan el bautista para señalar al profeta mayor de los judíos que, despreciándolo, lo enviaron con los cristianos para crear el más grande negocio religioso de todos los tiempos y en donde la iglesia católica y romana, tiene primacía en el mundo latinoamericano y por lógica, en este México que se cobija bajo su manto manchado de inmundicia, lo decimos, por la pederastia que ha invadido a sus sacerdotes, y que forman legiones, así como se decía de los demonios.

México, nuestra patria, camina rumbo al precipicio, a la guerra, a la devastación. ¿Le importa al gobernante pelele eso? ¿O a la camarilla, más que camarilla, pandilla, que hace segundas? ¿Le importa a los ricos que se han hecho más ricos con tantas excepciones y exenciones que reciben de papá gobierno? ¿A quién le importa que haya derramamiento de sangre?

 

Y así, con esta mirada al oráculo sibilino y autóctono nos vamos al 2009 con todos los antecedentes formados en pocas líneas y en tan poco minutos lo, que a la larga, será el crujir de dientes, y los hoyos cavados para enterrar a los muertos, con los que las funerarias, aves de mala suerte, llevan a cabo su trabajo, cuando hay tiempo.

 

Y quizás, volvemos a lo mismo, todavía hay tiempo de enmiendas y si entienden estos señores pinoleros que, o enderezan el barco o se los lleva patas de cabra, que sería lo mismo de lo mesmo, ¡a colgar los tenis!

 

DON RENATO en MEMORIAS DEL PORVENIR…Lunes 29 de Diciembre del 2008.

 

 

 


Sección: Política Inicio
correo: donrenato@iniciativa.de  



(c) Copyright 2006-2010 Memorias del Porvenir
(c) Copyright 2010 iniciativa.de
Todos los Derechos Reservados. All Rights Reserved
Si el contenido de Memorias del Porvenir se publica o se distribuye en otro lado favor de citar la fuente con el link activo correspondiente: http://iniciativa.de
No se permite lucrar con contenidos de Memorias del Porvenir ni con contenidos de iniciativa.de
En cualquier caso ponerse en contacto con: contacto.in@iniciativa.de