Memorias del Porvenir
Jueves 15 de Enero del 2009
noticias de actualidad  

¡QUÉ PRESIDENTE TENEMOS!


DON RENATO

 

Al mirar retrospectivamente a los presidentes de México, desde aquel católico guadalupano llamado Manuel Avila Camacho, pasando por el botas cristobalense, Vicente Fox Quesada, quien besó el anillo papal de Juan XXIII, hasta el actual, para no hacer un crónica horripilante, y de rapiña ideológica, que mal se vio en el JELI-PILLO, violando de manera ofensiva la laicidad de México.

 

¡Qué basura ideológica pronunció Felipe de Jesús Calderón Hinojosa al citar, ante decenas de cardenales y cientos de asistentes un texto que debió haber sido pronunciado por un cura y no por el presidente formal de México porque, viéndolo bien, sigue siendo un espurio pero con una ideología marcadamente católica y romana, de una iglesia a la cual, el mexicano la toma como suya, y que ni siquiera es mexicana.

 

Dijo el pelele: “Bienvenidos a la tierra de María Guadalupe y de san Juan Diego, también de los mártires de la persecución (con acotación mía de que ellos, los curas provocaron la rebelión y que ordenaron matar, como hoy lo hacen los israelís en contra de los palestinos) y, no puedo omitir el comercial, del primer santo mexicano, que es además mi patrono, San Felipe de Jesús”.

 

Estas solas palabras rompieron el dique de la transgresión de un funcionario mayor, respecto a la laicidad de un país que, durante la Reforma, con Benito Juárez a la cabeza, logró la separación de la iglesia y el estado, para entrar a la modernización como lo demandaba México, en el siglo XIX.

 

Viéndolo fríamente, ¿Qué nos importa a los millones de mexicanos que no creemos en la iglesia o las iglesias lo declarado por este inepto presidente mexicano? .¿Qué piensan los mexicanos respecto a los gritos con que fue recibido Calderón Hinojosa a su llegada al Centro Bancomer de ¡Viva nuestro presidente católico!?

 

Con razón tanta crítica a su actuación y unas pobre defensa de los jerarcas a su persona, porque ningún jerarca católico y romano, sobre todo extranjero, puede defender a un mexicano que, al jurar ante la Nación de defender a un país laico, invierta su papel y defienda posturas que no le corresponden sino a los curas y eso que sean mexicanos.

 

Las voces extranjeras no tiene cabida aquí, aunque como hipócritas que son quienes gobierna ahora desde hace ocho años, se hacen los sordos ante la realidad de una Carta que fue hecha, con el sacrificio de los hombres emanados de la Revolución y que suscribieron avances notables desde el punto de vista social. Por ejemplo, la laicidad de la educación y su gratuidad y que en tiempos de Lázaro Cárdenas, llevó el término de socialista, lo que es interesante por tal compromiso hacia el pueblo.

 

Parece que a la iglesia católica y romana los tiempos siguen siendo los mismos, en donde su poder era tal, que hasta la Inquisición instalaron con el propósito de acabar con los hombres y mujeres que no pensaban igual o que tenían otra forma de culto o religiosidad. Porque no hay otra forma de interpretar lo que la iglesia católica y romana hace, dice y concibe en pleno siglo XXI, cuando la ciencia ha avanzado tanto, y ha dejado a las religiones fundamentalistas, fuera de contexto. Precisamente porque no les interesa avanzar, ni tampoco en apoyar las investigaciones bio, sociales e históricas.

 

Es decir, la iglesia católica y romana está fuera del contexto científico, filosófico, biológico, social e histórico. Está anclada a cientos de años de nuestro siglo y sigue pensando, como lo demuestran los recortes periodísticos, como si fuera la única y la que tuviera la verdad. En otras palabras, puro negocio en beneficio de su jerarquía. Porque, ¿cómo tomar la respuesta de esa jerarquía, con el papa a la cabeza, cuando el autor del cristianismo era un hombre pobre, que caminaba con sandalias y repartía

sin que supiera la mano izquierda lo que hacía la derecha y fundamentalmente, que aprendieran a ser hombres libres por el conocimiento de la verdad que, para ese Jesús significaba el convivir con los pobres, como la opción que tuvo la teología de la liberación de “primero los pobres”, del siglo pasado y que fue destruída por el papa anterior?.

 

Hay que seguirle rascando porque no podemos quedarnos como estatuas de sal viendo el destrozo que hizo este señor de los pinoles que, como hombre público tiene la representación emblemática de una autoridad que debe estar sujeta a las leyes y normas constitucionales, o de otra manera, ¡para qué juró el cargo!.

 

DON RENATO en MEMORIAS DEL PORVENIR … Jueves 15 de Enero del 2009

 

 

 


Sección: Política Inicio
correo: donrenato@iniciativa.de  



(c) Copyright 2006-2010 Memorias del Porvenir
(c) Copyright 2010 iniciativa.de
Todos los Derechos Reservados. All Rights Reserved
Si el contenido de Memorias del Porvenir se publica o se distribuye en otro lado favor de citar la fuente con el link activo correspondiente: http://iniciativa.de
No se permite lucrar con contenidos de Memorias del Porvenir ni con contenidos de iniciativa.de
En cualquier caso ponerse en contacto con: contacto.in@iniciativa.de