Memorias del Porvenir
Viernes 13 de Febrero del 2009
noticias de actualidad  

UN POLVORIENTO ALMACEN DE HECHOS.


DON RENATO

Tal título, tal memoria. En realidad, como dice Baddeley, 1990 y 96, la memoria es un sistema activo que recibe, almacena, organiza, modifica y recupera información. Pero, en México, no hay memoria política ni memoria social, sólo la tienen los afectados, como en este caso, los que sufrieron el terrorismo salvaje del Estado, del Estado de México, y de todas las corporaciones policíacas, bajo mandos visibles y órdenes superiores, porque esos elementos no son tan pendejos, como para mandarse solos y asesinar, y cometer barbaridades, propias de salvajes, si no tienen la palabra de quienes los enviaron.

 

Atenco y su historia y una decisión que la senadora Rosario Ibarra calificó de vergonzosa y que un sacerdote, como Miguel Concha, haya precisado que la Suprema Corta de Injusticias de la Nación, (SCJN) “no quiso ejercer sus facultades y señalar a los culpables”.

 

Quizá por esa sola razón volvemos al pasado, para que la memoria no muera, ni se olvide que Andrés Manuel López Obrador “mandó al diablo a las instituciones”, que, en el presente representa decirlo con todas sus letras, “al carajo, junto con los ministros, salvo aquellos que disintieron” que, como honrosas excepciones les rompen la madre a los entreguistas, vendidos, manipulados, comprados con el oro del trabajo honesto de la gran mayoría de los mexicanos que, pagan sus impuestos.

 

Ministros sin nombre, aunque lo tengan, pero no hombres, verdaderos hombres que no representan al máximo tribunal de justicia, y cuyas efigies vienen viéndose en los escándalos que tal corte lleva a cabo, como sinvergüenzas. Y vaya dinero en sueldos y prestaciones que se llevan. Y preguntando podemos deducir que lo han obtenido a la mala, para salvaguardar los intereses de la federación, de los Estados, de gobernadores como Mario Marín Torres, cuyo vocabulario, al saberse el diálogo con Kamel Nacif, nos pareció de un barbaján alcoholizado. De un carretonero y que nos perdonen estos hombres por la brutalidad de la comparación.

 

¿Qué le hicieron al gobernador de Puebla los ensotanados de la nueva inquisición al gober precioso? Pues nada, ¡cómo podían tocar a un hombre que, en su momento el espurio de Jeli-pillo pidió su defenestración, pero que ahora cobija como uno de los suyos! De tal palo tal astilla. Perverso el uno como el otro.

 

Por amplia mayoría de los magistrados de la Suprema Corta de Injusticia de la Nación, perpetraron, un nuevo atropello que, como dice el editorial de LA JORNADA, “a su propia función y a sus potestades y dio por cerrada la discusión en torno a los episodios de barbarie represiva que tuvieron lugar en Texcoco y en San Salvador Atenco, en Mayo del 2006”

 

Es decir, el máximo tribunal del país, exoneró de toda responsabilidad al gobernador del Estado de México, Enrique Peña Nieto, al entonces secretario de Seguridad pública, Eduardo Medina Mora, a Wilfredo Robledo Madrid, a la sazón responsable de la seguridad mexiquense, a Ardelio Vargas Fosado, entonces coordinador de las fuerzas federales, al exprocurador estatal, Abel Villicaña Estrada, a Humberto Benítez Treviño, secretario de Gobierno, a Miguel Ángel Yunes Linares, quien se desempeñaba como subsecretario federal reprevención y Readaptación Social, y muchos más.

 

¿Quiénes son los paganos de acuerdo con la decisión mayoritaria tomada por el tribunal, al cual el mexicano consciente, ya no le creerá ni media palabra? Pues nada menos que a los policías, los chivos expiatorios de siempre, que si fueran hombres de valor deberían denunciar a quienes los metieron en este brete.

 

Esta policía estuvo integrada por 657 elementos de la Policía Federal Preventiva (PFP), mil 901 efectivos de la agencia mexiquense de seguridad pública, 115 policías municipales, además de una docena de funcionarios de la procuraduría estatal y cuatro empleados del Instituto Nacional de Migración (INM).

 

¿Qué hicieron estos elementos? Homicidios, violaciones, golpizas, detenciones injustificadas, humillaciones, expulsiones ilegales del país y atrocidades cometidas por estas fuerzas represivas contra centenares de personas, entre ellos muchos intelectuales. Y repetimos las agresiones sexuales contra las mujeres, que llevaban detenidas, firmemente comprobadas.

 

Pero los preclaros e indolentes ministros no pudieron fincar responsabilidades, después de tantas pruebas y confesiones de las agresiones. Y sucede, como ha sucedido ya en otras ocasiones desde que están los panistas en el gobierno, y para muestras recuerden a Fox y su aeropuerto en las tierras atenquenses, que a lo mejor, para quedar bien con el superbestia de Fox Quesada, fue bien planeada, la agresión “como venganza” “pa que no sean retobones”.

 

¿Qué derechos han violado estos ensotanados? Pues uno y el más importante: los derechos humanos en el país que, antes esta nueva oleada de salvajadas, de ministros vendidos, los convierte en los payasos del nuevo circo calderoniano, con perdón de los payasos que se ganan la vida como pueden y no andan presumiendo los subterfugios como estos nuevos gandallas de la patria mexicana.

 

Concluimos este episodio tristísimo para México retomando un párrafo del editorial citado, porque en él encuentro, la compensación al esfuerzo de escribir sobre estos hechos, no sólo con tristeza sino penosamente, porque el país sigue siendo objeto del manipuleo de gobernantes priístas y panistas que, como descastados, no tienen madre.

 

“Resulta inevitable apreciar, en el conjunto del episodio, el doble rasero de un aparato de procuración e impartición de justicia que condena a más de 100 años de cárcel a uno de los líderes de San Salvador Atenco y que, por el otro lado, exime de toda responsabilidad a quienes coordinaron el ataque policial contra esa población…Es evidente la hipocresía de un sistema que brinda protección a los sospechosos más encumbrados e influyentes y deja librados a su suerte a los subordinados y rasos…Para finalizar, los integrantes del más alto tribunal del país han decidido, por amplia mayoría, dejar de lado la justicia y votar por una impunidad a la que otorgan, de esta manera, la categoría de suprema”.

 

DON RENATO…En MEMORIAS DEL PORVENIR…Viernes 13 de Febrero del 2009

 

 


Sección: Política Inicio
correo: donrenato@iniciativa.de  



(c) Copyright 2006-2010 Memorias del Porvenir
(c) Copyright 2010 iniciativa.de
Todos los Derechos Reservados. All Rights Reserved
Si el contenido de Memorias del Porvenir se publica o se distribuye en otro lado favor de citar la fuente con el link activo correspondiente: http://iniciativa.de
No se permite lucrar con contenidos de Memorias del Porvenir ni con contenidos de iniciativa.de
En cualquier caso ponerse en contacto con: contacto.in@iniciativa.de